lupa
Recurso
 
Título
El porque de la musica : en que se contiene los quatro artes de ella, canto llano, canto de organo, contrapunto y composicion y en cada uno de ellos nuevas reglas, razon abreviada, en utiles preceptos, aun en las cosas mas dificiles, tocantes a la Harmonia musica ; numerosos exemplos, con clara inteligencia, en estilo breve, que al Maestro deleytan y al Discipulo enseñan, cuya direccion se vera sucintamente anotada antes del Prologo (propio)
Agente creador
Lorente, Andrés (autor); Xamarés, Nicolás de (vendedor de libros, impresor)
Forma parte de
Fondo Desamortización; Colección Clero regular; Convento de la Merced (Puebla, Puebla)
Nivel de descripción
Ítem
Tipo de recurso
libro antiguo
Nota de tiempo
1672 (publicación)
Descripción
Con esta obra, el tratadista Andrés Lorente (organista en Alcalá de Henares y gran seguidor de las obras del maestro Pietro Cerone) da perfecta continuidad a una larga tradición de estudiosos de la música logrando poner al día la tratadística, pero manteniendo, por otro lado, su carácter humanístico. Los textos de Cerone y de Lorente, conjuntamente, son considerados hoy en día entre los libros fundamentales de la teoría musical del ámbito panhispánico, con algunos de los mejores informes sobre los usos y técnicas musicales de su época.
Lugar
Alcalá de Henares (España), publicación
Medidas
30 páginas sin numerar, 695 páginas, 1 hoja de grabado; formato in-folio (27 cm)
Materialidad
encuadernado en piel
Lengua
español
Palabras clave
música
Tipo de media
texto
Formato de la representación digital
PDF
Enlace al recurso
https://hdl.handle.net/20.500.12371/4455
Colaborador
Biblioteca Histórica José María Lafragua
Custodio
Biblioteca Histórica José María Lafragua
Declaración de uso
Nota de contexto
Documentalmente sabemos que en 1681 el librero sevillano Tomás López de Haro registró el embarque de algunos ejemplares de esta obra al Nuevo Mundo desde Sevilla en el galeón San Miguel, como parte de un cargamento con 13 cajones y 22 baúles que iban en los “galeones de Tierra firme”. Es posible que en dicho cargamento haya venido el ejemplar que posee la Biblioteca Histórica José María Lafragua de la BUAP, mismo que fue restaurado en 1999, ocasión en la que fue reencuadernado.