lupa
La creación de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos
La creación de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos
Hugo Arturo Cardoso Vargas

Con la creación de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg) se consolidaba un proyecto que, en distintas leyes de educación, se proponía la elaboración y distribución de libros gratuitos a los alumnos del sistema nacional. 

Para los alumnos de primaria se realizaron productos editoriales distribuidos y producidos por la centenaria Secretaría de Educación Pública (sep) como fueron los Libros clásicos verdes, una colección de 13 títulos en 17 tomos, publicados entre 1921 y 1924, y encuadernados con pastas color verde olivo, y las Lecturas clásicas para niños en dos tomos. Después aparecieron Rosas de la infancia 1, Simiente 2, la Serie s.e.p 3. y Mi caballito blanco 4. Mención especial merece Fermín. Libro de lectura mexicano 5.

Los niños mexicanos debieron esperar hasta la llegada de Adolfo López Mateos a la presidencia de la República (1958-1964), quien contó con un brillante secretario de Educación Pública, Jaime Torres Bodet, notable escritor, diplomático y director general de la unesco de 1948 a 1952, quien como secretario instrumentó un ambicioso proyecto educativo: el Plan de Once Años para la Extensión y el Mejoramiento de la Enseñanza Primaria para atender la demanda real de educación en ese nivel, plan que rompía por primera vez la tradición de los programas sexenales.

1
 

 



Varias eran las acciones previstas, pero una muy importante fue la producción y distribución de libros de texto gratuito. Así, el decreto que creó a la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el 12 de febrero de 1959, modificado el 20 de febrero de 1980 y que transformó a la Conaliteg en organismo público descentralizado.

A partir del año escolar 1960 los niños de todas las escuelas primarias –públicas y privadas– recibieron año con año los libros de textos correspondientes al ciclo escolar que cursarían. Los objetivos de los libros producidos por la Comisión eran: “Desarrollar a los educandos y capacitarlos para la vida práctica, fomentar la conciencia de solidaridad y las virtudes cívicas y, muy principalmente, inculcarles el amor a la patria, alimentado con el conocimiento cabal de los grandes hechos históricos que han dado fundamento a la evolución democrática de nuestro país.”


En ese mismo año, la Comisión entregó más de 17 millones de libros de texto gratuitos de las asignaturas de matemáticas, ciencias naturales, historia, civismo y español, y geografía a cerca de 5.8 millones de niños en todo el país. En 1966 publicó libros en sistema braille, y para 1982 creó la serie Monografías Estatales.

Actualmente, la Comisión edita libros de texto para preescolar, primaria, secundaria, telesecundaria, telebachillerato, educación indígena (64 lenguas) y especial, con varias colecciones como “La entidad donde vivo”, nueva versión digital de la serie Monografías Estatales. Para el ciclo escolar 2019-2020 imprimió el libro de texto reusable y con códigos QR incorporando las nuevas tecnologías en el aprendizaje de niños, niñas y jóvenes.

Desde su origen, los libros de texto gratuitos –de gran importancia para los niños– no han estado ajenos a rechazos, ataques y descalificaciones por los sectores conservadores de la sociedad mexicana.

2
 

Aquí puedes encontrar los recursos ingestados en Memorica de esta colección: haz clic aquí