lupa
Fusilamiento de Felipe Ángeles
Portadilla de Fusilamiento de Felipe Ángeles

Fusilamiento de Felipe Ángeles

26 de noviembre de 1919

El 26 de noviembre de 1919, después de su aprehensión y del juicio sumario al que fue sometido en Chihuahua el general Felipe Ángeles, el Artillero de Hidalgo, cayó abatido por las balas del pelotón de fusilamiento. A pesar de los intentos de la ciudadanía o de los grupos que se movilizaron para impedirlo, nada evitó que Ángeles librara el destino que Venustiano Carranza le había deparado. A poco más de cien años de su muerte, y al igual que ha pasado con otros protagonistas de la Revolución mexicana, la actuación de este militar ha sido cuestionada desde muy diversas perspectivas y en distintos momentos.

Para la historiografía temprana sobre el acontecimiento armado, Ángeles era un traidor, un agente del antiguo régimen causante del cisma revolucionario y, a la vez, responsable de los crímenes del villismo. Para los historiadores académicos entre los años treinta y cuarenta, era necesario rescatar su figura como la de un hombre culto, educado y con preparación, al que Villa ignoró en sus consejos estratégicos, llevándolo a la derrota. Hoy en día lo importante es tratar de entender sus ideas y pensamiento, más allá de los aciertos y errores que se pudieron haber cometido. La colección que presentamos para conmemorar el fallecimiento de este personaje que ha contribuido a comprender mejor el proceso revolucionario entre 1915 y 1919 está formada por fotografías y documentos producidos en la parte final de su vida.