lupa
Creación del Fideicomiso Nacional de Fomento Ejidal
Portadilla de Creación del Fideicomiso Nacional de Fomento Ejidal

Creación del Fideicomiso Nacional de Fomento Ejidal

25 de octubre de 1960

El inicio de la década de los sesenta se gestó con un importante cambio en la sociedad mexicana, pues fue en esta época cuando las zonas rurales comenzaron a reducirse significativamente, rancherías y poblaciones comunales tendieron a desaparecer y la migración hacia las grandes ciudades se intensificó, lo que provocó que el país alcanzara una mayoría urbana en su territorio. Sin embargo, esta situación contrasta con la política agraria del momento, por la cual se hizo entrega de extensiones importantes de tierras en calidad de ejidos y varias más destinadas a la colonización interior.

En este contexto, el 25 de octubre de 1960 se creó el Fideicomiso Nacional de Fomento Ejidal, a partir de un decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 23 de abril de 1959, con la intención de administrar los fondos comunes de los ejidos para obtener mayores rendimientos, vigilar el pago de indemnizaciones y de los procesos de expropiación, además de facilitar actividades productivas rentables para mejorar la calidad de vida de sus integrantes. A pesar de ello, se presentaron quejas no sólo por la forma de distribución de los terrenos, sino también por la inseguridad jurídica tanto de los campesinos como de las comunidades indígenas, y por el desamparo económico y el rezago social que padecían los núcleos de población rural. En la colección que mostramos para conmemorar la creación de esta institución que perdura hasta nuestros días, presentamos una serie de imágenes del campo en los años sesenta que nos trasladan a esta fase de grandes transformaciones para las regiones agrícolas de México.