lupa
Temas
Portadilla de La construcción del Cárcamo de Dolores

La construcción del Cárcamo de Dolores

Hoy en día, la infraestructura de la Ciudad de México permite que tengamos acceso al agua con sólo abrir una llave en nuestras casas. Sin embargo, debemos recordar que esto sigue siendo privilegio de unos cuantos y que dotar del vital líquido a una región como la zona metropolitana del valle de México ha sido un proceso largo y no siempre acertado. En 1942, cuando la ciudad contaba con dos millones de habitantes, se decidió importar agua, primero del río Lerma en el Estado de México y, luego, en 1951, del acuífero del mismo lugar. El agua que proviene de este sitio aún llega al cárcamo ubicado en la segunda sección del Bosque de Chapultepec.

Un cárcamo es un sitio donde se deposita el agua para que después sea distribuida, y el que se construyó como parte de ese sistema, conocido como “de Dolores” o “de Lerma”, fue inaugurado el 4 de septiembre de 1951. El arquitecto encargado de su diseño fue Ricardo Rivas, integrante de la Unión de Arquitectos Socialistas y miembro del Partido Comunista Mexicano. Es probable que por su ideología, construyera el cárcamo en un estilo sencillo y funcionalista, tomando ciertos elementos de la arquitectura mesoamericana y, a decir de los especialistas, las columnas y cúpula de la estructura son de líneas clásicas y elegantes.

En esta colección mostramos fotos del proceso de construcción de este emblemático lugar, intervenido después por Diego Rivera para crear uno de los sitios más bellos de la Ciudad de México. Resguardadas por el Museo Archivo de la Fotografía, las imágenes nos aproximan también a la maquinaria y al material empleado, a los trabajadores, así como a los ingenieros y arquitectos que hicieron posible no sólo la creación del cárcamo, sino que el agua potable llegara a muchas más personas en esta gran urbe.