lupa
Portadilla de Decena trágica

Decena trágica

Se conoce como Decena Trágica al periodo de 10 días, entre el 9 y el 18 de febrero de 1913, en que un grupo de inconformes se levantaron en armas contra el gobierno de Francisco I. Madero. La posición moderada y conciliadora adoptada por el presidente desanimó a quienes esperaban que la Revolución trajera consigo transformaciones radicales. Esto, aunado a las quejas de los terratenientes y de las clases poseedoras, resultó en un conjunto de reclamos a los que se sumó la prensa de la época como protagonista importante pues, con sus ataques cotidianos al régimen, sembró la desconfianza entre la opinión pública. Pero el levantamiento que hizo mayor daño al gobierno de Madero fue el de los altos mandos del Ejército federal, encabezado por el militar en el que el presidente había confiado para combatir a sus enemigos: el general de División Victoriano Huerta.

De esta manera, la Ciudad de México, que hasta entonces permanecía lejana a los enfrentamientos en el campo de batalla, conoció la muerte de civiles en la vía pública, los gritos de los heridos, el estruendo de los cañones y el sonido de las ráfagas de ametralladora. El episodio culminó con los asesinatos del presidente Madero, del vicepresidente José María Pino Suárez y con la llegada de Huerta al poder. Esta colección nos aproxima a la tragedia que se vivió en las calles capitalinas durante esos días de incertidumbre, a los sitios que fueron clave para su desarrollo, así como a los hombres involucrados en ella.