250 Aniversario de la Lotería Nacional para la Asistencia Pública

250 Aniversario
de la Lotería Nacional
para la Asistencia Pública
(1770-2021)

250 Aniversario de la Lotería Nacional
 

Desde sus orígenes en 1770, la Lotería Nacional dedicó parte de sus ganancias a la asistencia pública ayudando económicamente tanto a escuelas como a hospitales con las utilidades obtenidas como producto de la organización de juegos y sorteos. La sociedad mexicana mostró siempre su solidaridad respaldando estas causas nobles al comprar los billetes creados por la institución, con el deseo y la esperanza de obtener el premio mayor.

La Lotería Nacional ha acompañado diversos acontecimientos de nuestra historia. Surgió con el virreinato y sobrevivió las guerras de la Independencia, la Reforma y la Revolución, consolidándose como una de las instituciones más antiguas de nuestro país.

Éste es un recorrido breve por dos siglos y medio desde su creación, un retrato de las historias paralelas y entrelazadas de México y la Lotería Nacional. Agradecemos a las trabajadoras y los trabajadores de esta noble institución, a las Niñas y los Niños Gritones, a las billeteras y los billeteros, así como a todos aquellos que se han dejado tocar por la fortuna y la buena suerte.


Con esta exposición celebramos los 250 años de la Lotería Nacional.
En este juego ganamos todos y todas; sé parte de esta historia porque:


¡Si juegas, gana México!

 
Cilindros de madera para números de billetes y premios.

Cilindros de madera
para números de billetes y premios.

Antiguamente, cada billete era enrollado en un cilindro de madera que se introducía en el barril para el día del sorteo. La madera hacía que el trabajo de girar estos barriles fuera tremendamente pesado, sobre todo para los niños que desde entonces se han encargado de esta tarea. Por esta razón se sustituyeron los cilindros por las esferas de madera grabadas que ahora vemos en los sorteos.

Octavo de billete del sorteo 520.

Octavo de billete del sorteo 520.

La Lotería Nacional ha atravesado por los procesos históricos más complejos del país, realizando ante la crisis una labor humanitaria. Al consumarse la Independencia, esta institución apoyó las necesidades urgentes de la población que atravesaba por una situación de pobreza en una época de guerras civiles e invasiones extranjeras.

Medio billete para el sorteo 79

Medio billete para el sorteo 79.

Inicialmente, los billetes se ofrecían como enteros de 20 pesos; sin embargo, esto reducía la participación en los sorteos. Para hacerlo más accesible y ponerlo al alcance de las posibilidades económicas de todos, estos boletos se partían en medios, cuartos y vigésimos, lo que dio lugar a la aparición del famoso “cachito”. Hoy se venden “series” con un mismo número que se fraccionan en 20 partes iguales; en cada una hay una posibilidad de ganar y también un “cachito” de nuestra historia.

Responsive image

Plan y Reglas para el
Establecimiento de la Lotería.

Responsive image

El Plan y Reglas para el Establecimiento de la Lotería fue tan bien estructurado y estudiado por su primer director, Francisco Javier Sarría, que se replicó en varios países. Actualmente, los sorteos se siguen realizando bajo este preciso sistema, lo que hace de cada uno de ellos un acto histórico, un museo vivo. Hoy los sorteos se llevan a cabo en el emblemático edificio El Moro, ubicado en Reforma número 1, y se transmiten en vivo a través del canal oficial de la Lotería Nacional en YouTube.

Responsive image

Diseño de barril de madera
de la Real Lotería.

Responsive image

Dibujo de barril de madera de la Real Lotería por don Francisco Javier Sarría en 1769; únicamente los “Niños Gritones” podían girar el mecanismo de donde se sacaría el billete premiado. Los barriles se colocaban al lado de la mesa de las autoridades y al salir el ganador los niños gritaban el número.

Responsive image

Palo del desengaño.

Responsive image

Diseño de estructura tallada en madera en la que se publicaban periódicamente los resultados con las listas de los ganadores. Los premios tenían una vigencia de dos años para ser cobrados y se pagaban íntegramente. Hoy las listas de los números premiados se distribuyen en cada uno de los expendios alrededor del país y, además, pueden ser consultados en línea.

Responsive image

Ilustración del Periquillo Sarniento.

Responsive image

Ilustración que corresponde al Periquillo Sarniento de José Joaquín Fernández de Lizardi, libro III, capítulo V: “Tras diez o doce bolas fue saliendo mi número que era el 7596, premiado con tres mil pesos". La imagen muestra el momento en el que el Periquillo sostiene en la mano su billete ganador, mientras al fondo dos niños giran las esferas de metal en ambos lados de la mesa de autoridad.

Aviso al público del sorteo 58.

Aviso al público del sorteo 58.

Los avisos al público eran invitaciones publicitarias al juego. Fueron creados desde la Real Lotería. La Lotería de la Academia Nacional de San Carlos los retoma y da cuenta del valor de los premios de cada sorteo.

Octavo de billete del sorteo 95.

Octavo de billete del sorteo 95.

Los recursos recaudados por la Lotería de la Academia Nacional de San Carlos se utilizaron para promover las artes en nuestro país con becas para estudiantes, adquisición de obras y la contratación de maestros europeos especializados en pintura, escultura y arquitectura. El color de los billetes identificaba a qué sorteo pertenecían.

Calendarios de los sorteos de 1851.

Calendarios de los sorteos de 1851.

La Lotería de la Academia Nacional de San Carlos realizó sorteos mensuales, generalmente en viernes, y se programaba uno especial para el día 16 de septiembre.

Edificio de la Academia de San Carlos.

Edificio de la Academia
de San Carlos.

Responsive image

En 1843, la Academia de Bellas Artes de San Carlos adquirió la administración de la Lotería Nacional, estableciéndose en la calle de Academia número 22, en el Centro de la Ciudad de México.

Octavo de billete del sorteo 872.

Octavo de billete del sorteo 872.

Responsive image

Octavo de billete para el sorteo 872, que se celebró el 14 de diciembre de 1839. En ese año, al entrar en funciones el gobierno conservador, la Lotería de México cambia su nombre al de Lotería Nacional.

Aviso al público del sorteo 773.

Aviso al público del sorteo 773.

Responsive image

En el periodo de Independencia la Lotería de México, denominada así en la Ley del 26 de enero de 1831, continuó sus funciones ininterrumpidamente. El presente es un aviso al público donde se indican los 58 premios a repartir en el sorteo 773, con un premio mayor de seis mil pesos.

Clisé del globo de los números.

Clisé del globo de los números.

El Salón de Sorteos de la Lotería Nacional para la Beneficencia Pública retrata el sorteo del lunes 16 de septiembre de 1912, con una bolsa de 200 mil pesos. En él se usaron por primera vez las esferas transparentes en las que se podía ver claramente el interior con los números tallados; estas esferas todavía se siguen usando.

Anuncio del sorteo del 24 de junio de 1897.

Anuncio del sorteo
del 24 de junio de 1897.

El Pabellón, hoy conocido como Kiosco Morisco, representó a México en la Exposición Universal en Nueva Orleans 1884. Al regresar, fue colocado en el costado sur de la Alameda Central y ahí se celebraron los sorteos de Lotería Nacional de la Beneficencia Pública hasta el año de 1908.

Billete del Sorteo Mayor número 1.

Billete del Sorteo Mayor número 1.

En agosto de 1920 la Lotería Nacional para la Beneficencia Pública comenzó sus funciones; 90 por ciento de las ganancias se destinaron a las personas que fueron afectadas por la Revolución, incluso a los hijos de mexicanos y mexicanas heridos durante los enfrentamientos, y por ello, los Niños Gritones por un tiempo se conocieron como los “niños del ejército”.

Anuncio publicitario de la Lotería Nacional de 1915.

Anuncio publicitario de la
Lotería Nacional de 1915.

Responsive image

Durante los primeros cuatro años de la Revolución mexicana, la Lotería Nacional logró seguir sus funciones; sin embargo, en 1915, debido a la compleja situación que se vivía en el país, se suspendió por un quinquenio. Cabe mencionar que siguieron trabajando diversas loterías estatales, como las de Chihuahua, Baja California, Tamaulipas, Veracruz y Campeche.

Octavo de billete para el sorteo semanal número 12.

Octavo de billete para el
sorteo semanal número 12.

Responsive image

Lotería del Ferrocarril México a Toluca, única Lotería que autorizó el presidente Benito Juárez fuera de los sorteos de la Lotería Nacional.

Aviso al público del Sorteo Mayor 6.

Aviso al público del Sorteo Mayor 6.

Responsive image

El presidente Benito Juárez reestructuró la Lotería Nacional; además de su función recaudadora, el recurso también debía apoyar proyectos sociales, en especial de educación.

Entero del Sorteo de la Cooperación Nacional, número 06847.

Entero del Sorteo de la
Cooperación Nacional, número 06847.

Los billetes de la Lotería han reflejado a través de sus diseños y contenido la historia de México; esto ha hecho que se conviertan en piezas coleccionables. En esta imagen vemos la serie completa del sorteo que se llevó a cabo para apoyar la expropiación petrolera, en cuyo reverso se añadió el lema: “Coopere al rápido pago de la deuda petrolera”.

Sede de la Lotería Nacional para la Beneficencia Pública, 1925.

Sede de la Lotería Nacional
para la Beneficencia Pública, 1925.

La Lotería Nacional para la Beneficencia Pública adquiere el permiso para establecerse en la casa ubicada en Plaza de la Reforma número 1, donde funcionó hasta el año de 1935. En esta sede se colocó el primer anuncio de neón de la ciudad.

Sorteo de la Lotería Nacional para la Beneficencia Pública, 1925.

Sorteo de la Lotería Nacional
para la Beneficencia Pública, 1925.

Los Niños Gritones han sido los únicos que manejan el equipo para extraer las bolitas y cantar de manera simultánea tanto el número como el premio. En este periodo, el ábaco central es una mesa en la que se ordenan las esferas de los números ganadores con las de los premios. Hoy podemos ver con claridad la pizarra en la que se van acomodando los resultados.

Autoridades de la Lotería Nacional para la Beneficencia Pública.

Autoridades de la Lotería Nacional
para la Beneficencia Pública.

Responsive image

En el año de 1933 ingresa como jefe de Propaganda en la Lotería Nacional para la Beneficencia Adolfo Best Maugard, quien implementó el diseño mexicano en los billetes, sorteos y calendarios de la institución.

Maqueta de proyecto arquitectónico del Edificio El Moro.

Maqueta de proyecto arquitectónico
del Edificio El Moro.

Responsive image

En 1935, el presidente Lázaro Cárdenas autorizó la edificación de la primera casa oficial de la Lotería Nacional, convencido por el ingeniero José Antonio Cuevas, quien ideó la “Flotación cimentada”, reconocida internacionalmente por su aportación a los sistemas de construcción en suelo fangoso. El proyecto es de los arquitectos Manuel Ortiz Monasterio, Bernardo Calderón y Luis Ávila. Con sus 107 metros de altura fue el primer rascacielos de la Avenida Reforma de la Ciudad de México.

Salón de Sorteos en el Edificio El Moro.

Salón de Sorteos en el Edificio El Moro.

Responsive image

El edificio de la Lotería Nacional, mejor conocido como El Moro, fue inaugurado el 28 de noviembre de 1946 por el presidente Manuel Ávila Camacho. El Salón de Sorteos resguarda las esferas metálicas, las mesas, el ábaco y la pizarra. Aquí se realizan los sorteos actualmente, y son transmitidos en tiempo real por el canal de YouTube de la institución.

Portadores de fortuna.

Portadores de fortuna.

Responsive image

La figura del billetero no fue creada en el reglamento de la Real Lotería de la Nueva España, más bien fueron las monjas que ofrecían “billetitos” para sus sorteos quienes popularizaron la profesión. A partir de entonces se han empleado hombres y mujeres que circulan por todo el país ofreciendo suerte a quien se los encuentra. Los expendedores ambulantes de billetes, portadores de la fortuna, hoy son figuras emblemáticas de nuestra cotidianidad.

Organismo de venta en Monterrey.

Organismo de venta en Monterrey.

Responsive image

Tras la Revolución se facilitó la concesión de venta y distribución de billetes, lo que permitió que en distintos estados de la república abrieran expendios con diferentes características y acorde al gusto de sus propietarios. Hoy existen 45 expendios en el área metropolitana y 78 distribuidores a nivel nacional.

Anuncio publicitario de Lotería Nacional para la Beneficencia Pública, 1929.

Anuncio publicitario de Lotería Nacional para la Beneficencia Pública, 1929.

Responsive image

La misión de la Lotería Nacional ha sido aportar a la sociedad desde la beneficencia pública, ayudando a construir mejores oportunidades y condiciones. Éstas son algunas de las obras en las que la institución ha participado a lo largo de los años: Casas Cuna, Hospicio de Niños y Niñas, la Escuela Industrial de Jóvenes, la Escuela Nacional de Ciegos, la Escuela Nacional de Sordomudos, la Escuela Amiga de la Obrera, el Hospital General, el Hospital Juárez, el Hospital Homeopático, el Manicomio General de La Castañeda, el Asilo de Ancianos, así como consultorios, baños y dormitorios públicos.

Albricias. Cobro de un premio en la Lotería Nacional.

Albricias. Cobro de un premio
en la Lotería Nacional.

La fuerza y la solidez de la Lotería Nacional garantiza el pago de premios y la seguridad de los ganadores. La emoción de ganar se traduce en el reconocimiento conocido como: “¡Albricias!”, gratificación que da el ganador de un premio de lotería a quien le vendió el billete. En 1912, el Sorteo Mayor era de 200 mil pesos; para 1939 se realizó con un millón y en 1999 fue de 10 millones de pesos. Actualmente, se reparten bolsas millonarias en cada sorteo.

Contribuyendo al crecimiento social en México; inauguración de una obra social con fondos de la Lotería Nacional.

Inauguración de una obra social
con fondos de la Lotería Nacional.

Las aportaciones de la Lotería Nacional en el siglo xx se dirigieron a diversos ramos: salud, educación, cultura y emergencias ante desastres naturales. En 1960 las utilidades de la institución se entregaban a la Secretaría de Salud y, por conducto del Patronato de Asistencia Pública, se canalizaron a diferentes obras asistenciales, de construcción y a desayunos escolares. Hoy destina parte importante de sus recursos a programas de asistencia social a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Edificio El Moro, Tecnología y Nuevos Horizontes.

Edificio El Moro, Tecnología y Nuevos Horizontes.

El edificio El Moro resguarda su propia historia. No sólo marcó la tendencia de los rascacielos y la innovación en las formas y normas de la construcción, sino que fue un icono de la modernidad y de los avances tecnológicos. En el piso 14 se instaló el canal 4, xhtv, de la cadena Televisión de México. En 1950 se transmitió el IV Informe de Gobierno del presidente Miguel Alemán Valdés. A partir de la instalación del canal se transmitieron también los sorteos, que se acompañaban de los artistas más famosos de la época creando una gran fiesta de la suerte que llegaba a los hogares mexicanos.

Primer sorteo foráneo en Guadalajara, Jalisco.

Primer sorteo foráneo en Guadalajara, Jalisco.

Responsive image

En 1979 se realizó el primer sorteo fuera de la Ciudad de México, frente al teatro Degollado en Guadalajara. En la historia de la Lotería Nacional se han llevado a cabo 225 sorteos en diversas sedes, acercando a las y los mexicanos a estas celebraciones.

Puerta de entrada del Edificio El Moro.

Puerta de entrada del Edificio El Moro.

Responsive image

El Moro fue el edificio más alto de la Ciudad de México por un breve periodo. Su estilo art déco se aprecia en todos los rincones de su arquitectura. En la entrada principal podemos observar este diseño inspirado en la esfera donde se depositan las bolitas de madera que giran en cada sorteo.

Proceso manual de ordenamiento de las bolitas para números y premios en cada sorteo.

Proceso manual de ordenamiento de las bolitas para números y premios en cada sorteo.

Responsive image

Para cada sorteo se ordenan, una a una, las miles de bolitas de madera de maple que participarán en la celebración. Cada una lleva grabado un número. Los sorteos de Lotería Nacional son los únicos en el mundo realizados de manera artesanal.

La voz de las niñas.

La voz de las niñas.

Responsive image

En 2001 se escuchó por primera vez en un sorteo la voz de las niñas mexicanas gritando los números de la suerte en el interior de El Moro, sede de la Lotería Nacional. Las Niñas y los Niños Gritones son iconos de la transparencia y la legalidad de los sorteos, que con su tradicional entonación han acompañado a la institución a lo largo de 252 años.

Edificio El Moro, sede de la Lotería Nacional.

Edificio El Moro, sede de la Lotería Nacional.

Responsive image

El 28 de noviembre de 1946 se inauguró el edificio El Moro, después de 12 años de trabajos de construcción, utilizando técnicas de hormigón armado y flotación cimentada. El estilo arquitectónico corresponde al art déco, cuya característica es la sencillez de sus formas basadas en ángulos y rectas, formando una asociación directa con el cubismo. Con esta obra se inicia en la Ciudad de México la era de las “proezas técnicas”. En 2021 El Moro celebró su 75 aniversario como casa de la suerte y la fortuna en nuestro país.

Fusión y Fortuna.

Fusión y Fortuna.

Responsive image

La transformación de Lotería Nacional, que ahora se fusiona con Pronósticos para la Asistencia Pública, propone a la sociedad mexicana una institución que continuará aportando al devenir histórico del país, pues su noble tradición ha asumido grandes retos en su construcción desde hace 250 años. ¡Si juegas, gana México!

 

Créditos


Directora de la Lotería Nacional:

Margarita González Saravia Calderón



Coordinación de la exposición:

Montserrat Orellana Colmenares



Revisión de los metadatos y selección del material gráfico:

Yuriria Robles Aguayo



Trazado fotográfico:

María Ramos



Captura de metadatos:

Ruth Pastrana Pérez

Iriana Prado Paniagua

Miriam Cristal Valdivia Martínez



Custodio de registros

Archivo Histórico de la Lotería Nacional para la Asistencia Pública

Biblioteca Nacional de México (Instituto de Investigaciones Bibliográficas, unam)



Cuidado editorial

Rebeca Flores



Dirección de Diseño

María Angélica Santa María Daffunchio



Diseño gráfico y web

Bárbara Hernández Rojas

Guillermo Salvador López Rocha