lupa
Objeto
 
Título
Lámina de Doctor Teodoro López; para Francisco I. Madero (atribuido)
Agente creador
Carrasco, J. Uriel (compilador)
Forma parte de
Colección Albúm fotográfico, Francisco I. Madero, 10-113234
Nivel de descripción
Ítem
Tipo de recurso
tarjeta
Nota de tiempo
1911/10/20 (creación)
Descripción
"Los movimientos evolutivos de los pueblos, son siempre tendientes al perfeccionamiento [oficial] y muy necesarios y naturalmente fatales. Cuando son trascendentales se imprimen por la fuerza y por las armas, regando el suelo patrio en sangre de sus mismos hijos y en cadáveres de sus mismos hermanos. Cambiada la escena viene el héroe popular a reocupar el puesto de Jefe [Victorino], llevando consigo e inherentes los deseos de su pueblo: deseos sagrados; la efectuación de ellos tiene en el olvido los cadáveres de muchos héroes, el goce de los vencedores en el presente y en el futuro, la lucha [ulterior]. El gran [ilegible] la misma lucha de la [política], que durante los aciagos días de la guerra [si relataran] temiendo mirar al viento y [oulantes] dejaron, como era conciencia, las armas; únicas tentadoras del derecho de gentes y fungir tales y solemnes en el porvenir para titular en su lengua viperina la miel de la lisonja y el vaho de la maledicencia. Triunfad alma, soñar mandan alejaos de la tumba, que nos dio pruebas de patriotismo cuando la patria acongojada de necesidad y tened siempre presente que el cambio [creativo] de la Revolución Mexicana en 1911 fue fruto de la única y universal revolución popular mexicana. Ciudad Juárez, 20 de octubre de 1911". Aparece como firmante Teodoro López.
Lugar
Juárez (Chihuahua, México), creación
Medidas
34.9 x 47.5 cm
Materialidad
fotografía, aerógrafo
Lengua
español
Palabras clave
álbum; política; maderismo; artes visuales; dedicatorias; Revolución Mexicana; Ciudad Juárez
Tipo de media
imagen
Formato de la representación digital
JPG
Colaborador
Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH)
Custodio
Museo Nacional de Historia
Declaración de uso
Nota de contexto
Esta fotografía forma parte de un álbum con 78 láminas autógrafas en las que se felicita de Francisco I. Madero como parte de los festejos al triunfo de la Revolución de 1910. Fue donado el álbum por Aureliano Hernández al Museo Nacional de Historia.