lupa
“Sufragio efectivo, no reelección”: consigna de la Revolución hasta nuestros días
Portadilla de “Sufragio efectivo, no reelección”: consigna de la Revolución hasta nuestros días

“Sufragio efectivo, no reelección”: consigna de la Revolución hasta nuestros días

La expresión adoptada por Madero para su campaña política en 1910 es, hasta la actualidad, un llamado a la soberanía y una clara exigencia de respeto hacia el voto popular reflejado en las urnas. Este personaje consideró que el modelo ideal de nación debía obedecer la voluntad de la ciudadanía, pues nadie más que ella sabía qué era lo mejor para sí misma, y creyó que los procesos electorales justos llevarían al progreso de México. Con este lema, que incluyó la frase “no reelección” como afrenta al porfirismo, retomó los objetivos que el propio Díaz había enarbolado contra el gobierno a mediados de la década de los años setenta del siglo XIX.

Así, pese a las dificultades que ha habido en algunos momentos de cambio de régimen, esta consigna ha sido respetada desde entonces y cada vez que se ha vulnerado el voto popular, los mexicanos han demandado su derecho a que se acate. Por ello es que el principio recuperado por Madero sigue vigente hasta nuestros días, recordándonos que las bases democráticas son guía y precepto fundamental de los Estados modernos. En esta colección presentamos una serie de documentos, imágenes y recursos sonoros sobre el tema que nos recuerdan la importancia de las vías institucionales para la vida política del país.