lupa
Afrodescendientes: la tercera raíz
Portadilla de Afrodescendientes: la tercera raíz

Afrodescendientes: la tercera raíz

Para una sociedad estamental como la española, diferenciar las mezclas étnicas fue común por lo que, entre otras que existían, a la descendencia de españoles con negros se le llamó mulatos. En la Nueva España hubo negros y mulatos libres gracias a la manumisión, práctica recurrente con la que podía comprarse la libertad, ya fuera por el propio esclavo o porque los españoles que tenían hijos con negras o mulatas adquirían a precio de mercado la libertad de su progenie y de sus mujeres. Aunque su linaje español les daba ciertos derechos a los mulatos, éstos también tenían restricciones, mismas que aumentaron debido a los levantamientos que existieron a lo largo del siglo XVII. Ejemplo de ello fueron las rebeliones de Yanga, de Puebla y de la Ciudad de México que, como muchas otras, terminaron en la aplicación de castigos ejemplares como sucedió con el asesinato de 29 negros y 7 negras en la Plaza Mayor de México el 2 de mayo de 1612, quienes fueron colgados y decapitados, para después exhibir sus cabezas empaladas y generar pánico en la población.

En esta colección presentamos una serie de expedientes en los que pueden verse las situaciones a las que se enfrentaban negros y mulatos en la Nueva España: ordenanzas para prohibir la posesión de caballos y de armas, empadronamientos para el cobro de impuestos, permisos para vestir a la usanza española o acusaciones por práctica de brujería son algunos de los temas que se aprecian en esta muestra. Es importante que nuestra tercera raíz nacional se difunda, pues es lamentable que hoy en día se desconozca o se niegue esta parte de nuestra historia.