lupa
Temas
Portadilla de El sombrero: accesorio de todos los tiempos

El sombrero: accesorio de todos los tiempos

El sombrero es un accesorio universal usado desde que el hombre sintió la necesidad de cubrirse de las inclemencias del tiempo. Empleado en diversas culturas, esta prenda en nuestro país siempre ha sido un accesorio querido y utilizado por personas de todas las condiciones sociales. Pero hay algo en el sombrero mexicano que va más allá de su mera utilidad material frente a los rigores climatológicos: es parte de la persona que lo porta, se le llega a querer y a apreciar. Si se extravía, se olvida o por desgracia lo roban, el sentimiento de pérdida es grande y es difícil reemplazarlo por otro, aunque sea similar.

Entre la Reforma y la Revolución hubo una gran variedad de estilos. En la ciudad podían conseguirse de manufactura nacional y de origen extranjero; para hombre o para mujer; diseñados a partir de modelos europeos, asiáticos o creados por sus propios portadores. La misma diversidad de orígenes producía nuevos modelos, como es el caso del sombrero de palma mexicano, en el cual se unieron las influencias chinas con las ibéricas. Había sombreros costosos y sombreros económicos, de gala y de diario, y a principios de siglo XX la elaboración de tipo artesanal fue quedando atrás para dar paso a una producción mucho más industrializada.

El sombrero, además de proteger la cabeza también la enmarca, estética y simbólicamente. Adquiere una importancia mayor por estar tan cerca del rostro, que es el productor de una gran parte de la comunicación desplegada por el ser humano y, en general, porque es el primer punto de atención visual para quien observe de cerca a otra persona. La colección que presentamos aquí no sólo muestra a los sombreros como objetos en sí, sino distintos momentos y formas de usarlo. Desde el pequeño niño del retrato del siglo XVII hasta el afromexicano de la Costa Chica, los sombreros has formado parte importante de la cotidianidad de los mexicanos.