lupa
Portadilla de Estilo único en los retratos de José María Estrada, maestro pintor del siglo XIX

Estilo único en los retratos de José María Estrada, maestro pintor del siglo XIX

Artista emblemático del siglo XIX, José María Estrada (1810-1862) es considerado el padre de la independencia de la pintura en México, pues se alejó del estilo academicista que predominaba en el virreinato. La primera parte de su vida la dedicó a la platería, y al parecer una baja en la producción de este metal propició que se decantara por la pintura de retrato como su actividad principal a partir de 1830, y hasta el final de sus días.

Formado en la Academia de Dibujo de Guadalajara, donde ganó un concurso en la sección de ejecución de figuras en 1827, Estrada desarrolló su singular estilo en el retrato, que consistía en dividir el lienzo de manera vertical y colocar el cuerpo del modelo frontalmente, y la cara a tres cuartos con la mirada dirigida hacia el espectador. Cabe resaltar que todos sus rostros, sin importar si son de mujeres, hombres o niños, resultan muy parecidos, particularmente el trazo de la nariz, los ojos siempre con la misma forma almendrada (uno más alto que otro), los labios cerrados y el cuerpo con cierta rigidez. El uso de la paleta de colores fríos que solía utilizar, como el azul o el verde, y el fondo en una gama de grises y ocres, dan una sensación de falta de volumen. Todas estas características dan cuenta de un estilo propio y bien definido que lo coloca en un lugar destacado en el panorama de la pintura mexicana. En esta muestra se presenta una selección de su obra, en la que pueden verificarse los elementos antes descritos.