lupa
Manifiesto para las mujeres

Manifiesto para las mujeres

 
 

Institución: Centro de Documentación M68

Benita Galeana, originaria del estado de Guerrero, fue escritora, sindicalista e integrante del Partido Comunista Mexicano, así como una gran luchadora social, principalmente por los derechos de las mujeres y los trabajadores; también, como algunos la llegaron a nombrar, fue pionera del movimiento feminista socialista en México, aunque ella nunca se consideró como tal. Con los años se convirtió en un símbolo de lucha y es por eso que esta Coordinadora lleva su nombre.

 

Durante la segunda mitad del siglo xx sobrevinieron demasiados cambios sociales, políticos, culturales y económicos en el país; la desigualdad y la violencia se hacían cada vez más presentes. Con el terremoto de 1985, sumado al gran fraude electoral en 1988, se visibilizaron aún más los problemas sociales. Dichos hechos causaron que la sociedad civil se organizara de forma colectiva, como es el caso de la formación de Mujeres en Lucha por la Democracia y de la Coordinadora de Mujeres Benita Galeana. Asimismo, en octubre de 1988 se llevó a cabo el Foro de Mujeres y la Democracia en México, organizado por la Coordinadora de Mujeres en Defensa de la Voluntad Popular y la Democracia. A raíz de este Foro, surge la Coordinadora de Mujeres Benita Galeana, conformada por más de “15 organizaciones de mujeres dedicadas a diversos campos de trabajo”.

 

El presente Manifiesto, que mostramos como nuestro objeto destacado, informa sus objetivos a la vez que invitan a una reunión el 11 de noviembre de 1988 en la Ciudad de México para abordar las problemáticas que atravesaban las mujeres, ya que como sabemos la violencia de género no sólo se ha presentado en años recientes. Durante el siglo pasado se levantaron movimientos y luchas de mujeres para ser reconocidas y protegidas ante la ley.

El manifiesto contenía además las inconformidades contra el sistema político electoral (no se le reconocía a Carlos Salinas de Gortari como presidente de la República), el económico y el patriarcal: “Como mujeres hemos conocido el autoritarismo, la imposición y la antidemocracia desde el corazón de la familia”, y para empezar a ver cambios, era necesaria la participación más activa de las mujeres.

 

Desde esos años, se observó un mayor interés en la participación de las mujeres en la política. La Coordinadora no dejó de trabajar; en 1991, planeó entrar en la Cámara de Diputados y en la Asamblea de Representantes del Distrito Federal, para dar una identidad propia a la voz de las mujeres, es por ello que se creó la Convención Nacional de Mujeres por la Democracia (16 de marzo de 1991), conformada por partidos políticos, grupos feministas, sindicatos, organizaciones sociales y mujeres independientes. Aunque no lograron entrar de inmediato a la Cámara, sería el comienzo de la lucha para abrir más espacios a las mujeres y postular candidatas que participaran no sólo en la política, sino en otros espacios públicos y privados de México.

Material de apoyo:

Girón, Alicia, María Luisa González Marín y Ana Victoria Jiménez, Breve historia de la participación política de las mujeres en México, Miguel Ángel Porrúa, México, 2008.

La Correa Feminista, Deconstruyendo el texto de la guerra. ¿A dónde va el feminismo actual?, núm. 15, Centro de Investigaciones y Estudios de Género, México, 1995.

 

Institución: Centro de Documentación M68

Benita Galeana, originaria del estado de Guerrero, fue escritora, sindicalista e integrante del Partido Comunista Mexicano, así como una gran luchadora social, principalmente por los derechos de las mujeres y los trabajadores; también, como algunos la llegaron a nombrar, fue pionera del movimiento feminista socialista en México, aunque ella nunca se consideró como tal. Con los años se convirtió en un símbolo de lucha y es por eso que esta Coordinadora lleva su nombre.

Durante la segunda mitad del siglo xx sobrevinieron demasiados cambios sociales, políticos, culturales y económicos en el país; la desigualdad y la violencia se hacían cada vez más presentes. Con el terremoto de 1985, sumado al gran fraude electoral en 1988, se visibilizaron aún más los problemas sociales. Dichos hechos causaron que la sociedad civil se organizara de forma colectiva, como es el caso de la formación de Mujeres en Lucha por la Democracia y de la Coordinadora de Mujeres Benita Galeana. Asimismo, en octubre de 1988 se llevó a cabo el Foro de Mujeres y la Democracia en México, organizado por la Coordinadora de Mujeres en Defensa de la Voluntad Popular y la Democracia. A raíz de este Foro, surge la Coordinadora de Mujeres Benita Galeana, conformada por más de “15 organizaciones de mujeres dedicadas a diversos campos de trabajo”.

El presente Manifiesto, que mostramos como nuestro objeto destacado, informa sus objetivos a la vez que invitan a una reunión el 11 de noviembre de 1988 en la Ciudad de México para abordar las problemáticas que atravesaban las mujeres, ya que como sabemos la violencia de género no sólo se ha presentado en años recientes. Durante el siglo pasado se levantaron movimientos y luchas de mujeres para ser reconocidas y protegidas ante la ley.

El manifiesto contenía además las inconformidades contra el sistema político electoral (no se le reconocía a Carlos Salinas de Gortari como presidente de la República), el económico y el patriarcal: “Como mujeres hemos conocido el autoritarismo, la imposición y la antidemocracia desde el corazón de la familia”, y para empezar a ver cambios, era necesaria la participación más activa de las mujeres.

Desde esos años, se observó un mayor interés en la participación de las mujeres en la política. La Coordinadora no dejó de trabajar; en 1991, planeó entrar en la Cámara de Diputados y en la Asamblea de Representantes del Distrito Federal, para dar una identidad propia a la voz de las mujeres, es por ello que se creó la Convención Nacional de Mujeres por la Democracia (16 de marzo de 1991), conformada por partidos políticos, grupos feministas, sindicatos, organizaciones sociales y mujeres independientes. Aunque no lograron entrar de inmediato a la Cámara, sería el comienzo de la lucha para abrir más espacios a las mujeres y postular candidatas que participaran no sólo en la política, sino en otros espacios públicos y privados de México.

Material de apoyo:

Girón, Alicia, María Luisa González Marín y Ana Victoria Jiménez, Breve historia de la participación política de las mujeres en México, Miguel Ángel Porrúa, México, 2008.

La Correa Feminista, Deconstruyendo el texto de la guerra. ¿A dónde va el feminismo actual?, núm. 15, Centro de Investigaciones y Estudios de Género, México, 1995.

 
Otros destacados
Otros destacados

Mostrar

por página

-->